¿Por qué el bambú es un material sostenible?

Bambu

¿Por qué el bambú es un material sostenible?

Los productos de bambú han aumentado su popularidad con muchas marcas que promueven sus beneficios y sostenibilidad ecológicos. En un esfuerzo por promover una casa ecológica, descubrí los detalles exactos detrás de este material sostenible.

Entonces, ¿por qué el bambú es un material sostenible? El bambú es un material de rápido crecimiento, renovable y fácil de cultivar que no requiere químicos ni pesticidas. Se puede cultivar en todo el mundo y tiene innumerables usos tanto dentro como fuera del hogar.

Cuanto más aprendo sobre lo que parece ser una “planta milagrosa”, más abogo por su uso como recurso renovable y material sostenible. Se nos recuerda diariamente que nuestro planeta sufre el agotamiento de los recursos naturales, la deforestación y las cantidades dañinas de desechos arrojados al medio ambiente, pero el bambú nos brinda una solución alternativa para salvar nuestro planeta.

Beneficios del bambú como material sostenible

Como resultado de un movimiento hacia la sostenibilidad, el bambú se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Investigué un poco y creé una lista de los beneficios del bambú como material sostenible:

  • Recursos renovables: el bambú se puede cosechar en uno a cinco años, dependiendo de la especie. En comparación, las maderas duras como los robles tardan al menos cuarenta años en ser cosechadas. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, anualmente se pierden 18.7 millones de acres de bosques debido a la deforestación. Como sustituto de las maderas duras, el bambú ofrece una solución versátil para reducir drásticamente este número y proteger nuestros bosques.
  • Tasa de crecimiento rápido: ¡algunas especies de bambú crecerán hasta tres pies (1 metro) por día! Etiquetada como la planta de más rápido crecimiento en la tierra, el bambú no requiere replantación. Cuando se cosecha, crecerá un nuevo brote como resultado de su extenso sistema de raíces y ayudará a proteger el suelo de la erosión.
  • Sin pesticidas ni fertilizantes químicos: el bambú no requiere productos químicos agrícolas para crecer.
  • Absorbe los gases de efecto invernadero: el bambú secuestra dióxido de carbono del medio ambiente y produce un 35% más de oxígeno que su tamaño equivalente de árboles. Las plantaciones de bambú a gran escala pueden convertirse en “sumideros de carbono” o áreas efectivas
  • Crece en todas partes: el bambú es una planta resistente y duradera que se puede cultivar en todo el mundo y prospera incluso en condiciones difíciles, desde humedales bajos hasta elevaciones más altas en las montañas. Con más de 1000 especies, el bambú se puede encontrar en casi todas las regiones del mundo.
  • Desarrollo económico: la producción y fabricación de bambú ofrece oportunidades de trabajo en países menos desarrollados que necesitan sostenibilidad social y económica. China, el mayor productor de bambú del mundo, fue valorado en más de 19.500 millones de dólares en 2012 y empleó a más de 7,5 millones de personas. Esto sirve como modelo para otros países que buscan desarrollar una industria de bambú sostenible.
Reproducir vídeo

Producción Textil de Bambú

Una de las aplicaciones más populares para el bambú es su uso como textil. Utilizado en la producción de ropa, telas y ropa de cama.

Hay dos formas de procesar el bambú en un textil: mecánica o químicamente.

El proceso mecánico incluye aplastar la parte leñosa de la planta y luego aplicar enzimas naturales para romper las paredes celulares de bambú, creando una masa blanda. Estas fibras naturales se pueden peinar mecánicamente y hilar en hilo. El tejido resultante tiene una sensación similar a la del lino. 

La mayoría de las telas de bambú se crean a través de un proceso químico en el que las hojas y brotes de bambú se cocinan en solventes químicos y se hilan directamente en un baño de ácido donde se endurece en finas hebras. Estas hebras forman hilo de rayón que se puede teñir y tejer en una tela suave y sedosa conocida como “rayón de bambú”.

Si está buscando una opción textil de bambú más ecológica y sostenible, la buena noticia es que algunas instalaciones han comenzado a utilizar procesos mejores para fabricar químicamente fibras de bambú. Llamado “lyocell”, este tipo de textil de bambú se produce utilizando productos químicos menos tóxicos y el bambú se procesa en un sistema de circuito cerrado donde casi el 100% de los productos químicos se capturan y reciclan para ser utilizados nuevamente.

Los textiles derivados del bambú pueden no ser la mejor opción si desea tener un material totalmente sostenible y ecológico, sin embargo, no debe descartarlos por completo ya que ninguna tela es perfecta. Los poliésteres y los acrílicos están basados en combustibles fósiles y requieren mucha agua, productos químicos y energía para producir. El algodón también está disponible en versiones convencionales y orgánicas.

Cuando busque textiles de bambú, le aconsejo que haga su tarea sobre la marca y el proceso de producción del fabricante si desea tener material 100% sostenible y ecológico.

Preguntas relacionadas

¿Son sostenibles los pisos de bambú? Como el bambú es naturalmente antibacteriano, será más resistente a la infestación, pudrición y deformación que la madera dura. El bambú también es más resistente al agua, lo que lo convierte en una mejor opción que muchos otros pisos de madera dura que pueden mancharse o deteriorarse cuando cualquier tipo de humedad entra en contacto con él.

¿Es el bambú material de construcción sostenible? El bambú se puede utilizar como material de construcción para andamios, puentes, edificios y casas. El bambú, como la madera dura, es un material compuesto natural con una alta relación resistencia / peso útil para las estructuras.

¿Cuáles son algunos otros materiales sostenibles? El bambú no está solo. Otros materiales sostenibles incluyen caucho reciclado, adobe, cáñamo, corcho, paja, arcilla y palma de coco.

Scroll to top