Bagazo de la caña de azúcar

man-holding-a-sugar-cane

Bagazo de caña

Se le conoce como bagazo de caña al residuo que queda una vez extraído el jugo azucarado de la caña. Este residuo posee grandes cantidades de fibras los cuales son considerados filamentos que entran en la composición de los tejidos orgánicos vegetales y son aptos debido a sus propiedades para ser hilado, tejido, etc. por su finura y flexibilidad.

Es por medio de estas condiciones que el bagazo de caña puede ser utilizado para la producción de papel, el cuál se comporta como un excelente sustituto de la pulpa virgen de papel y el papel de embalaje; el cuál tiene un gran componente de reciclado en algunos casos del 100 por ciento y presenta problemas al momento de reutilización ya que los distintos procesos degradan cada vez mas sus fibras.

Estudios sobre el bagazo de caña

Estudios han demostrado que las propiedades de los papeles reciclados puede mejorarse por medio de hemicelulosas, y justamente el bagazo de caña contiene un 30 por ciento de hemicelulosas las cuáles aún no han sido aprovechadas. Este aprovechamiento del bagazo es conocido como biorrefinería el cuál permite generar productos químicos, energía y combustibles.

Además de este residuo se puede obtener películas e hidrogeles que pueden soportar altos niveles de acidez lo que le permite utilizarse para embalajes, recubrimientos de alimentos o productos perecederos, alimentos para ganados y aplicaciones biomédicas; como parches para terapia o cubiertas para la liberación controlada de drogas. 

La industria en Costa Rica

Un ejemplo de este aprovechamiento en nuestro país del bagazo de caña lo encontramos en la azucarera El Viejo, ubicada en la provincial de Guanacaste. Del 100 por ciento de energía producida, un 63 por ciento es vendida al Instituto Costarricense de Electricidad, que se encarga de distribuirla en la provincia guanacasteca; por lo que 25 por ciento de la energía que utiliza en esta provincia proviene de la caña de azúcar.

En Costa Rica el cultivo y la producción de caña de azúcar es considerado una práctica agrícola tradicional, por su importancia en la economía del país, su participación en el Producto Interno Bruto, la generación de divisas y el empleo directo e indirecto.

El área sembrada de caña de azúcar en nuestro país corresponde a 63,315.71 hectáreas aproximadamente, del cual la provincial de Guanacaste es donde se encuentra la mayor área sembrada con caña de azúcar con 34.513,61 hectáreas; lo que representa un 54,5% del total nacional.

Esto refleja las grandes posibilidades que tiene nuestro país para hacer uso del residuo de la caña en practicas y usos sostenibles por la mejora y protección del medio ambiente.

Scroll to top